eMule entrevista a Dans

De la revista eMule, y por tanto de la página de Enrique Dans, se extrae un extracto de lo que fue una entrevista de interesantes respuestas al cotizado bloguero. Eche un ojo el internauta, porque interesa a todos:

P. Las asociaciones de internautas temen una ofensiva del Gobierno contra las redes de P2P en 2009 y 2010 (cuando España presida la UE). ¿Tú crees que es un miedo fundado?

R. Absolutamente fundado. Las reuniones entre el ministerio, la SGAE y REDTEL son reales, tanto como la actitud de las partes implicadas. En realidad, todo responde a una defensa de intereses comerciales indefendibles pero que excede nuestras fronteras, se trata de una exigencia de los lobbies de la propiedad intelectual a nivel mundial, pero el gobierno español está perfectamente dispuesto a la obediencia, frente a la posibilidad de formar un frente común alineándose con posturas mucho más revisionistas de otros países. En este tema no se lucha contra un ministro de cultura, ese no es más que un peón insignificante sin ideas propias: se lucha contra una de las industrias más potentes del mundo, con capacidad para tomar decisiones sobre qué países son excluidos de acuerdos comerciales, entran o salen de la World Trade Organization… esto tiene mucho, muchísimo más fondo de lo que parece. La revisión de la propiedad intelectual es una de las asignaturas pendientes más importantes del nuevo milenio, el abuso de la propiedad intelectual en la era digital ha llevado a la prevalencia de unas estructuras que constriñen el verdadero desarrollo de la economía del futuro, algo que los lobbies de la propiedad intelectual están dispuestos a impedir a toda costa. Quien crea que esto no es más que una demanda frívola que se lleva a cabo para poder bajarnos música gratis se equivoca completamente, de parte a parte, no ha entendido nada.

P. Qué tipo de medidas los usuarios podrían tomar para resistir a esta posible ofensiva? Las amenazas de darse de baja de su conexión de Internet son creíbles?

R. Las amenazas de darse de baja son creíbles, porque no precisan que nadie se quede sin Internet. Lo que debería ocurrir es que ante el inminente anuncio, se provocasen varios miles de bajas de manera inmediata, perfectamente trazables, y que a partir de ahí, cada uno decidiese cuanto tiempo es capaz de estar sin Internet. Con que solicites la baja tu ADSL y les obligues a hacerte ofertas de permanencia, ya generas un gasto considerable a las operadoras, y si además fuerzas una mejor oferta, o el envío de un nuevo router, más aún. Tenemos mucha más fuerza de la que parece.

P. Consideras que el modelo de negocio de las discográficas está agotado?

R. La cadena de valor de una empresa discográfica tiene, de manera simplificada, cuatro etapas: la selección de talento, la producción, grabación y soporte, la distribución y el marketing y promoción. Ahora simplemente revísalas una por una, y piensa: la selección de talento no añade valor alguno porque solo lo tiene en una economía de la escasez, no en una de la abundancia. Los clientes prefieren ser ellos mismos quienes seleccionen lo que les gusta en función de su criterio o de la recomendación de otros, de sus amigos, de las redes sociales, de los filtros colaborativos, etc. La producción, grabación y soporte físico no tienen sentido ninguno, porque son actividades que se han abaratado muchísimo o han desaparecido: hoy se puede obtener una producción muy razonable por importes que están completamente fuera del alcance de la estructura de costes de una discográfica, y que es más que suficiente como para distribuir en MP3 de manera razonable. ¿La distribución? Se hace por la red. Y el marketing y promoción, lo puede hacer el mismo artista, se hace usando las redes sociales y el P2P, y el apolillado marketing de las discográficas con su sota, caballo y rey lo pueden hacer infinitamente mejor un montón de actores, entre otros las mismas agencias de publicidad. El resultado es que la discográfica, en su concepción actual, tiene una estructura de costes desproporcionada y no añade ningún valor: si no aprende a generarlo, deberá desaparecer.

P. Qué modelos alternativos se podrían plantear? Una tarifa plana podría ser una buena solución? Por qué las discográficas y las productoras defiende un modelo de negocio que parece obsoleto?

R. Es un modelo de negocio que durante muchos años ha sido redondo: en realidad, la propiedad intelectual basada en el número de copias vendidas es una anomalía histórica, que aunque pretenden que la veamos como algo natural y de toda la vida, tiene menos de doscientos años. En esos años, el lobby de la propiedad intelectual ha sabido crear su propio marco legislativo con el Convenio de Berna, y forzar a todo el mundo a cumplirlo, consiguiendo algo completamente alucinante: por un lado controlaban la oferta, pudiendo decidir qué artistas accedían a un contrato y cuáles no, por otro controlaban unos canales a los que imponían las condiciones y el precio, y por otro controlaban la demanda, pagando a las radios y televisiones para poner de moda lo que a ellos les interesaba. Es un negocio enorme, basado en la manipulación, el lobby político y el monopolio. ¿Cómo nos va a extrañar que defiendan algo así?

La tarifa plana no es una solución, sino un posible acuerdo. En política no hay verdades, hay consensos, y en USA han llegado a la conclusión de que la tarifa plana podría ser un buen punto de consenso entre discográficas y usuarios. En realidad, supone que las discográficas podrían obtener un subsidio que les permitiría prolongar algo sus actividades, y que tal vez les permitiese reorganizarse y redefinirse, pero no es una solución justa desde un punto de vista estricto de mercado.

P. Existe algún tipo de dialogo entre el Gobierno y los usuarios de P2P? Como se podría fomentar?

R. Para llevar a cabo un diálogo razonable habría que invertir el papel del ministro de cultura: todos los ministros de cultura desde que se inició la revolución de Internet han sido decididos defensores de las discográficas y del lobby cultural, hasta el punto de haber sido “ministros de la SGAE”, sin pensamiento propio. Lo de los dos últimos, Carmen Calvo y Cesar Antonio Molina, ya es completamente alucinante, para tenerlos a ellos deberíamos en realidad nombrar ministro a Teddy Bautista porque la diferencia de actuación sería nula y al menos pagaríamos un sueldo inútil menos. ¿Qué ocurriría si tuviésemos un ministro revisionista, del lado de los usuarios, un ministro que eliminase el absurdo monopolio “ni-público-ni-privado-será-una-rosa-será-un clavel” de la SGAE, para desarrollar un verdadero ecosistema de gestión de derechos de autor en el que floreciesen gestores orientados a maximizar la difusión de artistas noveles, otros más especialistas en la gestión de artistas consagrados, otros para gente que se orienta a la actuación en directo, etc.? Por un lado, se defendería el criterio revisionista en los foros internacionales, algo donde sin duda encontraríamos el apoyo de otros países, y por otro, se generaría muchísimo más valor y más cultura. Pero para ver algo así, va a haber que hacer mucha fuerza, y por ahora muchos votantes creen que esto del P2P es una frivolidad y que no debe ser decisivo en el sentido del voto que se emite en unas elecciones. Y eso es un error.

P. La “resistencia” a la política de la SGAE y el Ministerio de Cultura utiliza mucho internet y los blogs para expresarse. Tu también has adquirido cierta popularidad gracias a tu blog en el que -entre otras cosas- te comprometes con el acceso de los ciudadanos a la cultura y criticas las politicas anti P2P. Es internet el mejor foro para contrarrestar los argumentos anti P2P? Los blogs son una buena herramienta o habría que crear alguna plataforma mas colectiva?

R. Los blogs, foros y herramientas online son buenas para promover la reflexión y la discusión, que es lo que intento día sí y día también a veces a riesgo de aburrir a mis lectores, pero es que hablamos de uno de los temas más importantes y candentes de la sociedad de la información. Pero estas herramientas fallan a la hora de llegar al gran público: nunca tuve tantas amenazas y tantas llamadas a mi empresa pidiendo que me echasen a la calle como cuando escribí columnas de prensa dedicadas a este tema. A la SGAE o al ministro (que son para el caso la misma cosa), les trae completamente sin cuidado lo que escribimos en nuestros blogs, solo le preocupan los grandes medios, lo que aparece en su radar. Para cambiar las cosas hay que significarse mucho más, la única vía válida es el activismo.

Anuncios

~ por insalada en 16 abril 2009.

2 comentarios to “eMule entrevista a Dans”

  1. A mediados de los ’80 la venta de vinilos y cassettes era estable pero las discográficas querían más. Entonces se les ocurrió que con un nuevo formato, el CD, convencerían a la gente para que se comprase títulos que ya tenían en cintas o discos.
    Sin embargo, el nuevo invento no convenció al público sobretodo por su alto precio y por la necesidad de adquirir un aparato donde reproducirlo.
    Así que las discográficas hicieron lo siguiente: dejaron de publicar en vinilo y dejaron de aceptar devoluciones de vinilos que las tiendas no vendían, obligando a éstas a pasarse al CD. El consumidor tuvo que tragar porque no había elección.
    El problema es que aunque los costes de producción del CD fueron bajando progresivamente, su precio de mercado se fue incrementando de forma inversamente proporcional. Discos de artistas opinablemente mediocres llegaron a verse por 24 euros en las estanterías de los centros comerciales.

    Aquellos con menos recursos tuvieron que buscarse la vida para acceder a la música. En los mercadillos siempre hubo venta de copias ilegales y nadie puede negar haber pedido a un amigo que le hiciese una copia del último disco de los Celtas Cortos, pero con la llegada de Internet y la aparición de las redes P2P el negocio cambió de dirección.
    El intercambio en la red fue en un principio menospreciado por las discográficas pero a la postre supuso una bofetada en toda regla que hundió a aquellas que durante años se aprovecharon vilmente del mercado sin saber autogestionarse.
    Cuando se dieron cuenta de la gravedad de la situación comenzaron a bajar los precios (hoy puedes encontrarte en Carrefour CD’s editados tan solo hace un año por 6 euros) y a incluir contenido audiovisual en los discos.
    Pero ya era tarde, así que contratacaron con la aplicación de un impuesto sobre los CD’s vírgenes y con la solicitud al gobierno de medidas legales que castigasen el intercambio de archivos en Internet.

    Pobres inútiles ignorantes. Ha sido la propia industria musical la que se ha puesto sus propias zancadillas, por no hablar de la saturación del mercado operada con programas como Operación Triunfo o Factor X que han inundado las listas de ventas con productos prefabricados y sin personalidad, desplazando a los verdaderos artistas a las cloacas del sistema.

    Ahora quieren que paguemos por las buenas o por las malas pero el daño ya está hecho. Si es difícil convencer a alguien de pagar por algo que puede obtener de forma gratuita imagínense cuan ardua será la tarea con la generación de jóvenes que ha crecido estos últimos años con un ordenador bajo el brazo y que no saben que es pagar por tener música.

    Aunque me cueste, no voy a negar que aún queda algo de tiempo para adoptar soluciones más coherentes con la realidad actual y que permitan reconducir el mercado a una situación sostenible, más no seré yo el que se las ponga en bandeja.
    Cada uno tiene lo que se merece. Ni más… ni menos.

    GAGOMETA

    • Estoy bastante de acuerdo con la reflexión que hace gagometa. Aunque me gustaría puntualizar algo: el “nuevo formato CD” por supuesto tenía como primer objetivo el avance tecnológico y por tanto mover el mercado y hacer redondo el negocio de lo que era una de las mayores industrias;pero no te olvides, gago, que se hizo también para poder procurar al oyente de una calidad que ningún otro soporte podía ofrecer en un espacio tan reducido: 44100khz, 16 bits, estéreo, como muchos sabréis. Del mismo modo que en la actualidad, el blue-ray está pensado para hacer un desembolso de los bolsillos de la aristocracia con los nuevos y caros soportes, en los nuevos y todavía más desproporcionadamente caros equipos reproductores, pero claro, es el único medio que permite la visualización original a 1080p, una resolución de la que sacan partido las nuevas televisiones y así, formar un ciclo tecnológico y sobre todo de marketing, que jamás será cerrado. Del mismo modo que jamás dejará de existir la industria farmaceútica, puesto que las mayores industrias siempre se las apañarán para no acabar en el olvido, pues ya son conocidos los intereses que hay en medio.

      A modo ya más personal y utópico, la solución de cara a la sociedad, sería concienciarla a todo lo contrario que se la está concienciando sobre todo desde los paises desarrollados que luego, como siempre, desemboca aquí: el CONFORMISMO.

      Saludos mañaneros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: